Todos hemos oído hablar de la lavanda y de hecho, ¿quién no tiene en casa algún aromatizante, artículo de limpieza e higiene o fragancia de lavanda?

Al mencionar esta planta seguramente lo primero que te venga a la mente sea su maravilloso color violeta y su apetecible aroma, ahora bien ¿sabes de dónde viene y cuál es su importancia en el mundo de los aromas? Te lo contamos todo a continuación.

¿De dónde viene?

Campo de lavanda
La lavanda es uno de los aromas más famosos del mundo.

Es habitual encontrar plantas de lavanda o espliego en la zona de la cuenca del Mediterráneo Occidental, aunque entre sus países productores es posible mencionar lugares tan distantes como Francia, España, Argentina, Japón, Bulgaria e India.

La raíz de la palabra lavanda viene del verbo “lavar” que es, justamente, el primer uso conocido de esta planta en el Antiguo Egipto. Allí, incluso, se utilizaba su aceite en el proceso de momificación.

Más tarde, se comenzó a adicionar a los baños en regiones como la Grecia y la Roma antigua, bajo la creencia de que este aroma ayudaba a purificar mente y cuerpo.

¿Por qué destaca la lavanda?

Esta famosa planta, de la cual existen más de 30 especies, destaca principalmente por su propiedad calmante que reside en los componentes (geraniol y linalol) de su aceite esencial. Merece la pena destacar que para obtener aproximadamente un litro de aceite esencial es necesario trabajar 100 kilos de flores: no es fácil obtener el mundialmente conocido “oro azul”. Gracias a sus propiedades calmantes, la lavanda suele utilizarse para reducir estados de ansiedad, insomnio y estrés. De hecho, es uno de los aromas más utilizados por la aromaterapia.

Por otra parte, destacan también sus taninos, unos compuestos antioxidantes que están presentes también en otras sustancias como las uvas o las manzanas. Estos protegen las células de nuestro cuerpo de la acción de los radicales libres, reduciendo los efectos naturales del envejecimiento y actuando contra enfermedades degenerativas como el Alzhéimer.

En este aspecto, la aplicación de la lavanda suele ser tópica para aprovechar sus efectos antiinflamatorios y contrarrestar gracias a ellos migrañas, tortícolis y otros malestares, como los dolores reumáticos.

Más allá de sus usos habituales, no es extraño hoy en día encontrar la lavanda en platos gourmet e incluso, en mousses y repostería, así como flores secas de esta planta en la comida de la Provenza. Su inconfundible aroma puede aportar un toque de distinción a cualquier receta.

La lavanda en el mundo de los aromas

Los aromas de la lavanda
La lavanda aporta una nota fresca a los perfumes.

De la singular flor violeta se extrae uno de los aceites esenciales más utilizados en la industria de las fragancias, cuya nota olfativa pertenece a la familia aromática.

Seguramente seas capaz de distinguir su inconfundible aroma en fragancias como La vie est belle, Agua de Colonia, English Lavender, Bvlgari pour homme, Dolce & Gabanna pour homme y Dior Homme, entre otros.

En Sentio tenemos fragancias relajantes con lavanda combinadas con limón y verbena, vainilla o madera, entre otras posibilidades.

Como ves, la lavanda está presente en algunos de los perfumes más famosos de todos los tiempos. Esto se debe, justamente, a la sensación de limpieza y frescura que aporta este aroma a la mezcla. Y a ti, ¿te gusta esta fragancia?

2 thoughts on “Ingredientes de fragancia: la lavanda

  1. Pingback: Ingrediente: El almizcle o musk en el mundo de los aromas - Blog Sentio

  2. Pingback: Velas de soya o de parafina: ¿cuál elegir? - Blog Sentio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *