Hemos hablado anteriormente de la lavanda y hoy le toca el turno a otro ingrediente fundamental en el mundo de los aromas: el musk o almizcle.

¿De dónde viene?

La palabra almizcle proviene del árabe “misk” y es uno de los aromas más peculiares que podemos descubrir. Es una de las notas olfativas más valoradas porque puede aportar contrastes muy atractivos a las fragancias.

En el pasado, se utilizaba directamente como perfume, al igual que otras sustancias vegetales y animales. Con el pasar de los años, se descubrió que mezclándolo con alcohol se suavizaba su aroma y se potenciaba su efecto fijador.

¿Qué es el almizcle?

El almizcle o musk se obtenía de una glándula del ciervo almizclero macho y del gato del algalia. Decimos “se obtenía” porque para ello era necesario sacrificar a los animales. En la actualidad, al ser el ciervo almizclero un animal en peligro de extinción, la utilización de musk natural es casi nula.

Como puedes imaginarte, el almizcle es uno de los ingredientes de fragancias más caros del mercado.

Alternativamente, se han logrado producir sustancias similares extraídas de vegetales, como por ejemplo de la hierba del Espíritu Santo. El almizcle blanco ha sido creado de manera sintética y ofrece prestaciones similares al musk natural, pero con un costo menor.

El musk en el mundo de los aromas

musk-perfumes
Los perfumes con almizcle suelen ser sensuales y duraderos.

El almizcle, perteneciente a la familia aromática Chypre. aporta principalmente un fondo sugerente y duración a las fragancias. De hecho, es habitual que se utilice como “fijador” de aromas.

En cuanto a su aroma, suele describírsele como profundo, animal y amaderado. Las fragancias que incluyen musk en su composición suelen ser sensuales, sofisticadas y potentes. Entre ellas encontramos Dolce Vita de Dior, 212 VIP Rose de Carolina Herrera, La Vie Est Belle de Lancôme, Acqua di Gio de Armani, Bleu de Chanel y Boss de Hugo Boss.

¿Sabías todo esto sobre el almizcle? Sin duda, el musk es una especie de oro líquido que ayuda a mejorar la calidad y el aroma de las fragancias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.