Un perfume se conforma de diferentes facetas que se denominan notas. ¿Te gustaría descubrir cómo se compone un aroma? Continúa leyendo. Analizamos punto por punto la manera en la que se crea un fragancia.

Todos sabemos decir qué clase de fragancias nos gusta más. Sin embargo, ¿somos realmente capaces de describir sus diferentes facetas? Nos atreveríamos a decir que, en general, no. Por este motivo, te contamos cómo se compone un perfume, para que luego puedas probar a ver si reconoces cada una de sus variables.

Cómo se compone un aroma

Cómo se compone un aroma
Las notas altas, medias y bajas definen un aroma.

Antes que nada, sería interesante que definamos qué es un aroma. En general, hablamos de un compuesto químico formado por partículas odoríferas. Las mismas se perciben a través de la nariz, lugar donde se ubican los receptores y las llamadas neuronas olfativas. Al estas entrar en contacto con un aroma, se activan y envían señales al cerebro, donde se procesan y decodifican, formándose una idea concreta de lo que hemos olido.

Ahora bien, merece la pena destacar que las fragancias no se componen de una única molécula olfativa, sino que combinan diferentes variedades, llegando incluso a utilizar más de 50 diferentes. De hecho, es interesante saber que, aunque se utilicen los mismos ingredientes, pequeñas modificaciones podrían variar el resultado final y dar como resultado dos fragancias diferentes.

Una fragancia se compone de una variedad de notas.

Las notas de una fragancia

La mayoría de las fragancias se componen de blends o mezclas. Para crearlas es necesario contar con un profundo conocimiento de las notas y cómo se combinan entre sí.

¿Sabías que una fragancia puede dividirse en tres clases de notas para su descripción? Así hablamos de notas altas, medias y bajas. Al oler una fragancia lo primero que percibimos son las notas altas, seguidas por las medias hasta finalmente llegar a las bajas o base. Veamos a continuación las principales características de cada una de ellas:

Notas altas

Familia cítrica, familias olfativas
Las notas cítricas le dan un aire juvenil a un perfume.

Al ser las primeras que percibimos, suelen ser sumamente atractivas para captar nuestra atención. Sin embargo, su duración es corta, llegando a tener alrededor de 15 minutos de longevidad desde su aplicación hasta el momento en que se evaporan. Por lo general, las notas de salida constituyen alrededor de un 20% de la composición de la fragancia y suelen ser cítricas y aromáticas.

Notas medias

familias-olfativas-especias-oriental
Las fragancias especiadas suelen ser sumamente sensuales y exóticas.

Tras la evaporación de las notas altas, aparecen las medias cuya duración es de unos 30 minutos. Como norma, suelen utilizarse como notas medias las familias floral, Fougére y oriental. Además, se dice que estas son el verdadero corazón de la fragancia, creando ellas la temática de la misma.

Notas bajas

familia-madera
Asociadas a perfumes masculinos, las notas amaderadas se extraen de árboles, principalmente.

El 50% de la fragancia se compone de notas bajas, es decir de aquellos ingredientes de mayor longevidad. Estas suelen durar un día o incluso, más y se consideran la verdadera base de la fragancia porque permanecen en la piel aún tras la evaporación de las notas altas y medias. Típicamente entre los aromas de base encontramos la madera, la vainilla y el musgo, entre otros.

Ahora que ya sabes cómo se compone un aroma, te proponemos un desafío: la próxima vez que pruebes un perfume intenta distinguir las diferentes notas que lo conforman.

Como siempre, aquí en Sentio quedamos a tus disposición para cualquier consulta que puedas tener referido a las fragancias y su uso tanto en tu hogar como en tu negocio.

Imagen principal: Photo by Jonathan Andrew from Pexels

Leave a Reply

Your email address will not be published.